Seleccionar página

Cerrajeros Baratos
Con la vida a toda velocidad como es frecuente vivir en esta sociedad moderna, es de esperarse que en algún momento se te olviden las llaves de tu casa u oficina. Por esta razón, este artículo va dirigido a ti, si sueles pasar por este pequeño problema.
Las cerraduras son instrumentos importantes en tu hogar u oficina y deben recibir el mantenimiento y los cuidados necesarios para evitar que en dado momento, se convierta en un dolor de cabeza cuando no puedas abrir la puerta.
No te preocupes, a continuación conocerás algunas formas de abrir una puerta bloqueada cuando no tengas las llaves contigo.
Como desbloquear un puerta
Existen algunos métodos que te podrán ayudar a la hora de tener alguna premura de este tipo, así que no dudes en aplicarlos siguiendo estas indicaciones.
Método de ganzúa: Este método requiere un poco de práctica para que te funcione, sin embargo no es tan difícil como crees.
Para llevarlo a cabo solo necesitas dos alambres que sean fuertes, es decir que resistan la tensión y que no se doblen fácilmente, unos clips para papeles pueden ser útiles.
Ya teniéndolos debes fabricar tu llave de tensión, solo tienes que tomar uno de los alambres y doblar su punta hasta que se asemeje a una L. Cuando hacer la presión necesaria en la cerradura, escucharas como los pistones internos.
Cuando la llave de presión gire, introduce la ganzúa (el segundo alambre) y hálalo hacia tu cuerpo. Luego de todo esto, la puerta abrirá.
Método bumping: Es un método muy fácil, es ideal para aquellas puertas que llevan mucho tiempo cerrado y cuya cerradura no son de buena calidad. Para esto necesitaras una llave bumping, quizás conseguirla en alguna ferretería pueda ser difícil pero puedes encontrarlas en línea.
El procedimiento es sencillo, una vez que la llave calce correctamente en la cerradura, lo siguiente es alinear los pistones en un mismo sentido para que sea posible abrir la puerta.
Lo característico de este método es que debes escuchar detenidamente los sonidos que haga la cerradura al introducirle la llave, es decir, se produce un chasquido y al momento de escucharlo solo tienes que golpear la llave con un martillo de goma y ¡listo! abrirás la puerta.
Método de la llave hexagonal: Este es muy utilizado para aquellas puertas que tienen pomo y manijas, también con las cerraduras que tienen un orificio en el medio.
Para esto solo tiene que tener una llave hexagonal la cual tiene forma de L. Introduces la llave en la cerradura y al sentir los pistones solo tienes que halarlos.
Como ves, son métodos muy sencillos de poner en práctica, solo tienes que tener mucha paciencia, es probable que necesites realizar los procedimientos varias veces mientras te conviertes en un experto.
Con las técnicas antes señaladas podrás ahorrarte mucho dinero en contratar un profesional en la materia, por lo que vale la pena que intentes cada método y el experto seas tú mismo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies