Seleccionar página

Cerrajero superprofesional
¿Quieres remplazar esa cerradura dañada que siempre te deja encerrado en la habitación? O tal vez ¿aquella que nunca cierra y no te da privacidad?, cualquiera que sea la razón aquí te explicaremos cómo desarmar las cerraduras cilíndricas sin ayuda de un cerrajero.
Primero te tienes que preguntar ¿tengo una cerradura cilíndrica?, ya que existen muchos tipos de cerraduras y si la tuya no tiene forma de cilindro o de pomo entonces es probable que no encuentres aquí lo que estás buscando.
Ahora lo segundo que tienes que preguntarte es ¿mi cerradura cilíndrica tiene los tornillos visibles?, ya que el método a aplicar para un caso u otro es diferente. Aún así, para ambos casos, las únicas herramientas que vas a necesitar son dos destornilladores, uno con cabeza plana y otro con cabeza de cruz.
Cerradura cilíndrica con tornillos visibles
Si los tornillos están visibles es bastante lógico lo que tienes que hacer, desatornillarlos.
Primero colócate frente de la parte interna de la puerta y asegúrate de que ésta esté abierta, es decir, sin el seguro puesto, en especial si estas solo en casa ya que esto podría llevar a convertirse en un real inconveniente, de lo contrario correrás el riesgo de quedarte encerrado dentro del cuarto.
Ahora procede a desmontar los tornillos, aquí es cuando utilizas el destornillador de cabeza de cruz. Algo que tienes que tener en cuenta es que estos tornillos suelen ser bastante extensos (no te sorprendas si te encuentras un buen rato dándole vueltas al destornillador)
Una recomendación, mientras estés destornillando sujeta el lado contrario de la cerradura, ya que esta tiende a salirse, haciendo el trabajo un poco más complicado.
Luego de que extraigas los tornillos de la parte interna de la cerradura, el lado opuesto tiende a salir fácilmente solo halándolo.
Por último solo quedará la parte lateral de la cerradura, en cuyo caso solo extraes los tornillos que se encuentran ahí y retiras la pieza. Si la pieza no sale fácilmente te recomiendo que utilices el destornillador de cabeza plana para facilitarte el trabajo, colócalo entre la pieza y la puerta y utilízalo como palanca.
Cerradura cilíndrica sin tornillos visibles
Si los tornillos no se ven a simple vista, tranquilo, no entres en pánico, también es muy sencillo desarmar la cerradura.
En la parte interna de la cerradura, es decir, aquella que apunta hacia el interior de la habitación, vas a encontrar, en el mango, un pequeño botón u orificio. Con ayuda del destornillador de cabeza plana presionas el botón y halas la cerradura hasta que esta salga. Si el destornillador resulta ser muy grande, te recomiendo que utilices una llave o la parte dentada de un tenedor para esta tarea.
Luego procedes a hacer lo mismo que con el otro lado de la cerradura cilíndrica, extraes la cara opuesta de la cerradura y desatornillas y retiras el lado lateral de la misma.
Y así de fácil tienes una puerta libre de cerradura.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies