Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
En muchas ocasiones se pueden presentar inconvenientes que tengan que estén relacionados con cerrajería, no siempre debes llamar a un cerrajero hay problemas que tú mismo puedes solucionar haciendo cerrajería de bricolaje.
Te vamos a presentar unos trucos muy comunes de cerrajería de bricolaje, pero debes tener paciencia si es la primera vez que reparas o le haces mantenimiento a algo pues esto requiere de práctica.
Forzar una cerradura implica tener herramientas adecuadas y aplicar el método ms idóneo según sea el caso.
Antes de aplicar cualquiera de los métodos o trucos que te presentaremos a continuación debes revisar el estado de la cerradura. Debes revisar si hay desgaste en alguna pieza, si hay algún factor externo que está impidiendo el correcto cierre de la puerta y por supuesta el estado de limpieza de la cerradura.
Todos esos factores pueden influir de manera significativa con respecto al mal cierre de una puerta.
Métodos o truco de cerrajería
JigglingEl Jiggling es uno de los trucos más usados, incluso cuando es la primera vez que se desea forzar una cerradura este método es el primero en el que piensa un novato.
Este se basa en meter un alfiler por la cerradura y moverlo hasta que haga contacto con un conjunto de pines, cuando sientas que el alfiler se topa con los pines detienes el proceso y vas hacia el otro extremo de la cerradura. Sigue intentándolo aplicando diferentes tensiones.
Otra manera de hacer este truco es la siguiente:
Busca un clip pequeño y estíralo para utilizarlo como herramienta de tensión para las ranuras que se encuentran en los cilindros, dobla el extremo del clip con un ángulo de 90 grados, finalmente dobla la curva hacia atrás para hacer un lazo. Juega con esa forma hasta que se ajuste a lo que deseas.
Rastrillado
Para esto método es necesario echarle lubricante de aerosol a la cerradura. Lo recomendado es distribuir el lubricante con una herramienta de tensión que se ajuste a la cerradura perfectamente, evita lubricar la cerradura con spray grafito.
Empieza ejerciendo una tensión moderada sobre la cerradura antes de recurrir a los métodos más fuertes. Demasiada tensión puede dañar el proceso y hacer que los pasadores que están en el lugar que les corresponde dejen de estarlo.
Limpieza
Muchas veces recurrimos a los métodos anteriores inmediatamente, pero éste puede ser el más sencillo y con solución más rápida. Tanto este truco como los dos anteriores tienen como finalidad lograr hacer lo que realiza una llave de manera automática al abrir una puerta: levantar los 4 o 5 pines que hay dentro de la cerradura.
Para hacer la limpieza pulsa el primer pasador y ve empujando por los pines. Comienza aplicando solo un poco de tensión para luego ir aumentado (solo si aún no tienes contacto), puedes probar de maneras diferentes, comenzando desde el principio, desde el medio, desde el final, con diferentes posiciones y tensión, hasta que funcione.
Estos son tres de los trucos más acertados para forzar una cerradura, no necesitas ser un experto para realizarlas, pero si recuerda tener piensa si es la primera vez que haces este tipo de trabajos.
Si cuentas con herramientas de cerrajería también puedes utilizarlas, solo si las sabes usar correctamente, puedes cada herramienta especializada debe ser estrictamente empleada de forma correcta, de lo contrario podría dañar la cerradura en vez de repararla.
No esta demás sugerir que si aplicas cualquiera de estos métodos mencionados y aun no das con la solución, debes buscar a un cerrajero de confianza y experto que elimine tu problema de cerrajería.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies